Las caretas para soldar son un instrumento de protección que debes utilizar siempre que realices trabajos de soldadura. Deben ser de uso obligatorio, ya que te protegen la cara, cuello y ojos de las chispas y de los rayos UV.

Por lo tanto, con el uso de este artículo de seguridad evitarás daños graves en la visión o quemaduras en el rostro y cuello.

Careta de mano
Es la más utilizada para realizar trabajos de soldadura. Este modelo está fabricado de materiales como poliamida o fibra de vidrio. Cuenta con una pequeña empuñadura en el interior, que te ayudará a soldar con una mano mientras la sujetas con la otra.

Por el tipo de ajuste, lo recomendable es que solo se utilice para trabajos pequeños.

Careta de soldar automática
Este tipo de caretas son capaces de oscurecer la visera a través de cargas eléctricas, ya sea con energía solar o batería de litio.

Careta de soldar electrónica
Con este modelo podrás dar oscurecimiento automático a la visera, son ideales para proyectos grandes, ya que no es necesario estar quitándose la careta para revisar el trabajo. La visera cuenta con células fotosensibles, capaces de regular la luz del espacio y de la soldadura.

Careta de soldar con respirador
Este último modelo cuenta con un respirador que purifica el aire, por lo que es ideal para trabajos que requieran muchas horas soldando.